Solicitan mayor presupuesto para la Junta de Conciliación y Arbitraje en su transición a Tribunal Laboral

  • El diputado Jorge Gaviño hizo un llamado a apoyar al Tribunal que año con año aumenta su demanda
  • “Podríamos decir que será la solicitud de presupuesto más grande en toda la estructura de los órganos autónomos”: Diputada Gabriela Salido
  • La diputada Lourdes Paz Reyes recordó que la Junta de Conciliación continúa un proceso de transición para dar paso al Tribunal Laboral 

El diputado Jorge Gaviño Ambríz hizo un llamado a diputadas y diputados del Congreso local para incrementar el presupuesto de la Junta de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México y así hacer frente a la alta carga de trabajo, misma que oscila en las 39 mil demandas laborales al año y cuyas resoluciones demoran de tres a cuatro años en promedio, cuando lo marcado por la ley debía ser de cuatro a seis meses.

Durante la mesa de trabajo de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso de la Ciudad de México con la titular de la Junta de Conciliación, Margarita Darlene Rojas Olvera, la funcionaria solicitó 21 millones de pesos adicionales a los 471 millones de pesos con que contó la Junta en su presupuesto 2019.

“Por lo que respecta al presupuesto para la Junta en 2020 ya nos fue notificado el techo presupuestal que se nos asignó, el cual fue de 470 millones de pesos, pero  considerando el presupuesto ejercido –que vamos a cerrar en 471 millones de pesos-, todavía es deficitario, sin considerar 5 por ciento de incremento que tiene que ver con la inflación. Tenemos una diferencia de 21 millones 972 mil 762 pesos para 2020”, señaló Rojas Olvera. 

A este respecto, el diputado del PRD, Jorge Gaviño hizo un llamado a las y los diputados para “hacer un esfuerzo y apoyar al Tribunal que año con año ha ido aumentando su demanda, ya que tan sólo 2018 tuvo una cifra histórica muy importante con el aumento a 39 mil demandas laborales”.

El legislador, integrante del grupo parlamentario del PRD, recordó que en las temporadas de crisis económicas, el número de demandas laborales se elevan, por lo que a la fecha se calcula un déficit de 2 mil juicios en proceso.

La diputada Gabriela Salido Magos (PAN), comentó que el presupuesto presentado también incluyó 267 millones de pesos para el Centro de Conciliación Laboral, y 536 millones para el Tribunal Laboral, adicional al presupuesto 2020 para la Junta de Conciliación, “por lo que no estamos hablando de un 20 por ciento de incremento, sino un 20 por ciento que representa el déficit de este año que tendremos que resolver”.

“Podríamos decir que ésta se convertirá en la solicitud de presupuesto más grande que tendremos en toda la estructura de los diferentes órganos autónomos de la ciudad.”, abundó la legisladora Salido Magos. 

Por parte del grupo parlamentario de MORENA, la diputada Lourdes Paz Reyes detalló que la Junta de Conciliación continúa un proceso de transición para dar paso al Tribunal Laboral del Poder Judicial de la ciudad, y al cumplir con las modificaciones constitucionales respectivas, los conflictos laborales ahora serán resueltos por los tribunales en la materia.

“En este proceso la Constitución local contempló 180 días para concluir la transición, lapso que ya fue rebasado. En cuanto al ejercicio presupuestal, observamos una tendencia a la baja en la asignación de recursos, pues entre el ejercicio 2018 -2019 pasaron de 482 millones a 410 millones de pesos, representando una disminución del 15 por ciento”, detalló la diputada Paz Reyes.

La titular de la Junta de Conciliación y Arbitraje recordó que el año pasado el techo presupuestal fue de 410 millones de pesos, lo cual implicó un déficit de 90 millones de pesos, por lo que desde entonces fue importante dar a conocer la relevancia de reducir esa cantidad ya que implicaba disminuir el número de Juntas especiales, las cuales al mes reciben de 300 a 500 nuevas demandas. 

En este tenor dijo la funcionaria que es imposible rendir resoluciones en tiempo y forma, ya que actualmente la Ley Federal del Trabajo plantea que un proceso ordinario debería concluir entre cuatro y seis meses y no en tres o cuatro años, que es el tiempo actual de resolución.