Iniciativas en el Congreso local abordan el trabajo sexual desde la perspectiva de los derechos de las mujeres

·        El objetivo de estos debates es abonar en el análisis del trabajo sexual  y su regulación o no: Martha Juárez

El Centro de Estudios Legislativos para la Igualdad de Género del Congreso de la Ciudad realizó un diálogo  “Experiencias en la regulación del trabajo sexual en América Latina y el Caribe” con dirigentes latinoamericanas, académicas, activistas y especialistas en derechos humanos para abonar en el análisis, la investigación y el debate sobre el trabajo sexual como un derecho  y legislar para su regulación.

Martha Juárez, titular del Centro de Estudios Legislativos para la Igualdad de Género, sostuvo que “el debate por reconocer el trabajo sexual como un derecho se reflejó en el año 2016 -aunque reconoció que el tema lleva varios años en la discusión feminista- durante el proceso de elaboración del proyecto de Constitución  de la Ciudad de México en el que intentaron incidir  para que el trabajo sexual quedara reconocido en el contenido de la Carta Magna”.

Destacó que en esta I Legislatura se han presentado seis iniciativas que buscan regular el trabajo no asalariado en el espacio público, “de estas iniciativas presentadas en el Congreso para su dictaminación, tres hacen referencia al tema sexual, la presentada por el diputado Temístocles Villanueva, de MORENA, contiene en su capítulo III titulado “De las personas trabajadoras no asalariadas que realizan trabajo sexual”, el cual busca definir qué es y regularlo en el espacio público”.

En tanto, una iniciativa ciudadana presentada el 12 de septiembre hace referencia, por una lado, a esta actividad como comercio ilícito, estableciendo la prohibición de comercializar servicios sexuales, y por la otra parte incluye un capítulo denominado “De las y los prestadores de servicios sexuales”, la iniciativa presentada por el PRD aborda el tema de trabajo sexual en el Título Cuarto “Del servicio Sexual” y “Tarjeta Sanitaria”.

La investigadora del Centro de Estudios de Género de la Universidad Veracruzana, Luz Jiménez dijo que existe un discurso dominante en el que los medios, la academia y los especialistas consideran lo mismo la trata que el trabajo sexual y no es así, recalcó “la Ley General contra la Trata vulnera a las trabajadoras sexuales y las criminaliza”.

Elena Reynaga, secretaría ejecutiva  de la Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica  y el Caribe reconoció que la regulación en el trabajo sexual criminaliza a las mujeres más pobres, “el trabajo sexual no es indigno, indigno son las condiciones en las que trabajamos, nosotras somos las protagonistas y somos las que sufrimos la discriminación”, apuntó.

Mientas que Gloria Careaga, directora del Programa Especial de Sexualidad, Salud y VIH de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, reconoció que existe una serie de prejuicios en cuanto al concepto de sexualidad, “los desafíos en este debate no son menores, la Ciudad de México tiene un reto, pues esta actividad no está prohibida, pero no está regulada”, al tiempo que señaló que son tres los temas para abordarlo: la prohibición, la abolición y la regulación.

Al concluir los temas abordados, Martha Juárez reconoció que estos debates –abolicionistas y reglamentarias— tienen el objetivo de apoyar el trabajo legislativo en materia de derechos humanos de las mujeres y la igualdad sustantiva y pidió a las especialistas poner a disposición de las y los diputados argumentos e información de primera mano que permita aportar contenidos y precisar conceptos en el debate legislativo ante la presentación de iniciativas que contemplen la regulación o sanción de esta actividad.