En aras de la austeridad, proponen en el Congreso citadino reducir el número de medallas al Mérito

  • “Se conservaría solamente la medalla al Mérito del Ciudadano y de la Ciudadana”: diputado Ricardo Fuentes, promotor de la iniciativa
  • La legisladora Leonor Gómez Otegui y el congresista Eleazar Rubio Aldarán presentaron iniciativas para modificar la Ley Orgánica interna

El diputado Ricardo Fuentes, integrante del grupo parlamentario de MORENA en el Congreso de la Ciudad de México, propuso derogar 12 Medallas al Mérito que entrega esta Soberanía y solamente otorgar al Mérito del Ciudadano y de la Ciudadana, en aras de contribuir a una política de austeridad y buen manejo de la administración y finanzas que rigen el actuar de los poderes de la capital.

La propuesta prevé modificar el Reglamento del Congreso capitalino y derogar las Medallas al Mérito en Artes, Ciencias, Policial, Turístico, a las y los Defensores en Derechos Humanos, al Mérito Deportivo, Docente, Periodístico, Protección Civil, y Empresarial, así como las medallas Hermila Galindo y Por la Igualdad y la No Discriminación.

El legislador Fuentes Gómez argumentó que la entrega de medalla no es facultad del Congreso local y su gasto resulta oneroso, ya que en el año 2019 se han entregado siete medallas con una erogación de 1 millón 50 mil pesos, que incluye la acuñación de los metales, la impresión de las invitaciones y las convocatorias, así como enmarcados e inserciones de prensa.

“El otorgamiento de una medalla al Mérito del Ciudadano y de la Ciudadana, tendría un costo de 150 mil pesos, lo que significaría una reducción de 95 por ciento en el gasto para reconocimientos. El Senado de la República tiene solamente la medalla Belisario Domínguez y la Hermila Galindo, y sus similares en la Cámara de Diputados”, argumentó el legislador de MORENA.

El punto se turnó a la Comisión de Normatividad, Estudios y Prácticas Parlamentarias del Congreso.

Por otra parte, la diputada Leonor Gómez Otegui, integrante del grupo parlamentario del PT, presentó una iniciativa para reformar la Ley Orgánica del Congreso de la Ciudad de México para crear una ley reglamentaria que implemente un sistema de evaluación de la eficacia legislativa.

“Las iniciativas locales y federales son algunas de las respuestas de los Congresos para encauzar la crisis de credibilidad que se tiene sobre los parlamentos, también para fortalecer los canales de comunicación ciudadana, transparentar los procesos legislativos y mejorar los esquemas de evaluación y rendición de cuentas”, dijo.

El punto se insertó en el diario de los debates y se turnó a la Comisión de Normatividad, Estudios y Prácticas Parlamentarias.

A su vez, el legislador Eleazar Rubio Aldarán propuso modificar la Ley Orgánica de esta soberanía para establecer un plazo de 60 días hábiles para que se dictaminen las iniciativas de ley presentadas por las diputadas y diputados, con 10 días hábiles más, para que en caso de que no emitan el dictamen, lo haga la Comisión de Normatividad Legislativa, Estudio y Prácticas Parlamentarias.

El punto también se turnó a la Comisión de Normatividad, Estudios y Prácticas Parlamentarias del Congreso de la CDMX.