El turismo sustentable y accesible será una realidad en la CDMX a través del trabajo entre ciudadanía, prestadores de servicio y gobierno

  • El presidente de la JUCOPO, Mauricio Tabe, afirmó que el Congreso local trabaja para hacer realidad los derechos establecidos en la Constitución local
  • La presidenta de la Comisión de Turismo, Ana Patricia Báez, sostuvo que en la medida en que se impulsen políticas públicas basadas en la accesibilidad se captará mayor turismo

Con el objetivo de impulsar un verdadero turismo sustentable y accesible en la capital del país con el que se garantizarían diversos derechos de la Constitución local, en el Congreso de la Ciudad de México se llevó a cabo el Foro Turismo Sustentable y Accesible, en el que participaron legisladores, especialistas, prestadores de servicios y funcionarios públicos.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de la Ciudad de México, Mauricio Tabe Echartea, afirmó que todo el Poder Legislativo trabaja para hacer realidad los derechos establecidos en la Carta Magna local, entre ellos el de un medio ambiente sano, la sustentabilidad como un enfoque y la inclusión social, “hoy éstos obligan a actores e instituciones a ir cambiando no solamente las reglas del juego sino a ir sensibilizando para tomar otro tipo de decisiones”, apuntó.

Asimismo, dijo que no es suficiente cambiar las leyes, sino sensibilizar a los actores económicos y como parte de los cambios anunció la modificación de algunas leyes secundarias, no sin antes escuchar a todas las voces para saber qué se puede y qué se debe hacer en esa actividad económica.

La presidenta de la Comisión de Turismo, Ana Patricia Báez Guerrero, afirmó que la agenda de accesibilidad y sustentabilidad en el plano turístico no había sido atendida por la entonces Asamblea Legislativa por ello es necesario rectificar y encausar esfuerzos para plantear soluciones técnicas que puedan ser implementadas como leyes  en beneficio de la industria turística.

Reclamó la inexistencia de estrategias adecuadas que permitan hacer que la ciudad sea plenamente accesible para todas las personas, “tampoco existen las condiciones para que los adultos mayores de esta ciudad o turistas puedan gozar a plenitud de todo lo que se puede ofrecer como centro turístico”.

Por lo anterior, aseguró que en la medida en que se impulsen políticas públicas en la materia se podrá captar un tipo de turista que por circunstancias económicas y laborales, como las personas jubiladas, puedan incursionar en la CDMX. “Se pretende dejar un testimonio que pueda convertirse en una legislación y acciones de gobierno que permitan el pleno ejercicio del derecho al tiempo libre”, recalcó la organizadora del Foro.

La vicepresidenta de la Comisión de Turismo del Congreso local, Gabriela Quiroga Anguiano, sostuvo que el turismo debe ser visto además como una forma de promover el desarrollo económico, como un mecanismo para fomentar y crear conciencia entre todos los sectores de la población de que al dotar de todas las condiciones de accesibilidad para las personas con discapacidad que creará un circulo virtuoso que dará lugar a un incremento de calidad, competitividad de los destinos turísticos y la mejora de la imagen de la CDMX.

“El tema de la accesibilidad es un tema crucial de toda política pública y el sector turístico no puede ser la excepción, por ello, abordar abiertamente el tema de fomentar el turismo responsable y sostenible es una cuestión derechos humanos”, recalcó la diputada.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de la CDMX, Temístocles Villanueva Ramos, detalló que en la capital del país existen recintos culturales, restaurantes, centros comerciales, hoteles y espacios al aire libre que garantizan el 100 por ciento de la accesibilidad.

Dijo que el tema debe ser atendido de manera inmediata en todos los sectores “del total de las personas con discapacidad, 40 por ciento padece una enfermedad crónico degenerativa, 24 por ciento por edad avanzada, 16 por ciento por accidentes y sólo el 15 por ciento nace con ello”, agregó.

El legislador señaló que el turismo no solamente da la posibilidad de generar más empleo y detonar la economía, también es un factor de cohesión social, es decir, que hace a las personas reconocer su identidad y dar valor a la ciudad.

Al participar en el foro, el secretario de Turismo, Carlos Mackinlay Grohmann, sostuvo que las variables de sustentabilidad y accesibilidad en el turismo es un reto que el Congreso de la Ciudad de México debe analizar para que sea obligatorio garantizarlas. “La Organización Mundial de la Salud estima que 15 por ciento de los habitantes del mundo viven con algún discapacidad, mientras que en la Ciudad de México en 2018 fueron contabilizadas cerca de medio millón de personas en esta situación”, precisó.

Ante ello reconoció que en la CDMX aún hay pendientes en materia de accesibilidad, aunque existan avances en la construcción de rampas, instalación de elevadores, señalización en lugares de estacionamiento no solo para visitantes nacionales y del extranjero sino para toda la población, “la mejor estrategia de turismo tiene que contemplar una inversión fuerte en este tipo de infraestructura, ya que si no se hace un trabajo a gran escala se carecerá de impacto positivo”.

Asimismo, hizo un llamado a todas las áreas turísticas a implementar una promoción adecuada referente al turismo sustentable y accesible que actualmente no existe, “tenemos que ir mucho más allá de los proyectos generales de medio ambiente”.

Durante su participación el director de Congresos y Convenciones del Fondo Mixto de Promoción Turística, Gionanny Melgar Hernández, apuntó que el mercado turístico no puede estar ajeno a un incremento en la concientización sobre los temas ambientales, “es aquí donde se necesita la labor conjunta para que haya un auténtico turismo limpio y accesible”.

Afirmó que para que este tipo de turismo sea visto como estrategia no basta con monitorear el consumo de energía, de agua potable, emisiones de gases, efecto invernadero, generación de basura, conservaciones de los destinos elegidos, sino que requiere un trabajo conjunto entre ciudadanos, prestadores de servicios y autoridades.