El Congreso capitalino aprobó reformar el artículo 44 de la Constitución local, referentes a requisitos para titularidad de la Fiscalía CDMX

  • Fue aprobado con 44 votos a favor, 8 en contra y 4 abstenciones.
  • Legisladores de MORENA, a favor del dictamen. Diputadas y diputados de oposición reprochan el contenido
  • “En la Ciudad de México no habrá, bajo ninguna circunstancia, un ‘Fiscal carnal’, que eso les quede claro”, aseguró el diputado Eduardo Santillán

El pleno del Congreso capitalino aprobó en votación dividida el dictamen con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 44 de la Constitución Política de la Ciudad de México, referente a los requisitos para ocupar la titularidad de la Fiscalía General de Justicia local, presentado por las comisiones unidas de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas, y la de Administración y Procuración de Justicia.

En votación nominal el dictamen fue aprobado en lo general y en todos sus términos por la mayoría de los legisladores, con 44 votos a favor, 8 en contra y 4 abstenciones.

En la presentación del dictamen, el diputado Eduardo Santillán Pérez (MORENA) expuso que para la elaboración de este dictamen se realizó un “análisis completo sobre la figura del titular de la Fiscalía de la Ciudad de México y la pertinencia de cada uno de los requisitos establecidos para ocupar este cargo, así como sobre las mejores prácticas nacionales e internacionales para el nombramiento de fiscales”.

Aseguró que en la legislación actual existen una serie de contradicciones para ocupar el cargo, que impiden participar del proceso a jueces y magistrados, y que limita a los diputados locales.

Al respecto, explicó que este dictamen amplía la prohibición a personas que hayan desempeñado cargos de dirección en partidos políticos o de elección popular, con la prohibición genérica de un año en todos estos encargos.

El legislador, presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, resaltó que a través de estas modificaciones “se establece el perfil adecuado para la persona que ocupe la titularidad de la Fiscalía y pone a la Ciudad de México a la vanguardia y como referente nacional e internacional por establecer un procedimiento abierto y transparente”.

Santillán afirmó que “no existe ningún cargo en el sistema judicial del país que exija mayores requisitos a los definidos en este dictamen, que requiere exámenes de control de confianza, declaraciones tres de tres y la obligatoriedad de hacer públicos los bienes, por lo que con esta reforma, la capital contará con el mejor procedimiento del país y de América Latina para nombrar a su Fiscal.

El diputado Jorge Triana Tena, de la fracción parlamentaria del PAN, presentó una moción de suspensión para este dictamen –que no fue aprobado por el pleno- y solicitó que se regresarlo a las comisiones dictaminadoras para que se subsanaran las irregularidades en el procedimiento.

Indicó que hubo un “desaseo parlamentario” y que se violentó la ley para la aprobación de este dictamen en las comisiones dictaminadoras, ya que para la aprobación del dictamen se tomó la votación conjunta de ambas comisiones, y no por separado como lo marca la ley, además de que se contaron mal los votos.

El diputado Federico Döring Casar, del grupo parlamentario del PAN, suscribió otra moción suspensoria, la cual no fue presentada ya que por reglamento del Congreso local sólo se puede presentar una moción de este tipo en la discusión de un dictamen.

MORENA, a favor del dictamen

El diputado Nazario Norberto Sánchez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas, aseguró que con estas modificaciones al artículo 44 de la Constitución local “se busca evitar que queden fuera del proceso de selección jueces y magistrados, gente con capacidad, gente con experiencia en materia penal, administrativa y de justicia”.

El legislador del grupo parlamentario de MORENA expresó que pocas constituciones en el país limitan a los funcionarios para ejercer en la Fiscalía. “Tenemos la certeza de que con esta reforma se dará mayor amplitud a que haya personas con capacidad en la Fiscalía”.    

“En la Ciudad de México no va a haber bajo ninguna circunstancia un ‘Fiscal carnal’, que eso les quede claro”, sostuvo el diputado Eduardo Santillán, y reiteró que se contará con el mejor proceso del país para el nombramiento del Fiscal, con los más altos requisitos y mejores procedimientos. “Es más difícil ser Fiscal en la Ciudad de México que ser Fiscal General de la República”.

Aseguró que éste será un proceso abierto, en el que cualquier persona que considere tener los méritos y experiencia suficiente podrá participar, lo cual permitirá elegir el perfil idóneo y adecuado, dará legitimidad al cargo, fortalecerá la institución y garantizará la autonomía e independencia en la Fiscalía, así como que no se tengan vínculos con la delincuencia organizada.

Por su parte, el diputado Carlos Hernández Mirón (MORENA) recordó que en el Constituyente no hubo una discusión sustantiva en el tema del proceso para la designación del titular de la Fiscalía y sólo se mantuvo la propuesta enviada por el entonces Jefe de Gobierno capitalino, mientras que ahora se hizo un análisis acucioso del tema.

Señaló que con la aprobación de este dictamen sólo las personas más probas, más capaces y con más honorabilidad podrán acceder a este cargo.

Oposición rechaza el contenido del dictamen

En contra del dictamen tomó la palabra el diputado Guillermo Lerdo de Tejada (PRI), quien señaló: “hoy será una de las votaciones más trascendentes, porque en buena medida lo que suceda hoy puede definir el futuro de lo que será la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. Sin embargo, los vicios en este procedimiento pueden abrir la puerta a impugnaciones que pongan en tela de juicio todo lo que suceda después de la votación de hoy. Una reforma de este calado requería un proceso amplio de discusión, de deliberación, de construcción de consensos; requería ir a uno de los principios fundamentales de este Congreso: el Parlamento Abierto”.

Advirtió que contrario a fortalecer la autonomía de la Fiscalía General de Justica de la Ciudad de México, “estamos quitando candados, que ponen en riesgo la independencia de la Fiscalía. Lo que se está haciendo es reformar la Constitución de la Ciudad pensando en personas y coyunturas. No  nos dimos tiempo de escuchar a la ciudadanía, a expertos y académicos”.

Después, el diputado del PAN, Jorge Triana habló en contra del proyecto presentado ante el pleno. Inmediatamente acusó “esta reforma se está haciendo para una persona en específico, estamos legislando para una persona: la cual procuradora Ernestina Godoy, a quien le tengo aprecio y tengo una buena relación. El debate no es ella, ya que las leyes van más allá de las personas”.

En su segunda intervención, el diputado Triana Tena acusó que los legisladores que se pronunciaban en favor del dictamen no daban argumentos sólidos o válidos para defender la reforma. “Esta aprobación se hizo en una reunión donde no hubo convocatoria con 24 horas de anticipación, tampoco orden de día, tampoco distribución del dictamen con 24 horas de antelación, es decir, no se cumplieron con los requisitos de formalidad”.

Por el PRD, el diputado Jorge Gaviño acusó que bastaron sólo dos días para debatir el dictamen y “hablamos de un artículo constitucional”, subrayó.

“Lo que propone el dictamen es casi nada; lo único que está cambiando de la Constitución de la Ciudad de México es un requisito de tres a un año de impedimento, es lo único; todo lo demás es nada “, dijo.

Indicó que el contenido del dictamen señala que el perfil para Fiscal es que sea una persona honorable, “esa es la ruta precisa que presumen, creen que con eso cambiarán la impartición de justicia; se señala que habrá independencia en su actuación, ¿cómo medimos el índice de dependencia o independencia?”, cuestionó.

En el bloque de oposición, la diputada Margarita Saldaña, del PAN, aseguró que con el dictamen lo que se pretende es evitar la transparencia y dañar la democracia.

Su compañero de bancada, Federico Döring Casar reprochó que a nivel federal la oposición evitó “incluido MORENA, al fiscal carnal. Ahora se pretende distraer el verdadero móvil de la reforma constitucional. No queremos una Fiscalía carnal, porque el tema de fondo es el conflicto de intereses anidado en un gobierno que se cubre las espaldas. Votamos en contra de esto cuando tomamos la tribuna y defendimos lo que la sociedad reclamaba, ahora no hemos cambiado un ápice nuestra postura política”.

También la diputada Gabriela Quiroga Anguiano, del PRD, calificó como preocupante el contenido del dictamen, “la Constitución de la Ciudad de México es conocida por vanguardista y las modificaciones que se le hagan deberían velar por  la progresividad, más si se trata de la autonomía de la Fiscalía. Sin embargo, esta reforma  es ‘a modo’ para que la actual encargada de la Procuraduría General de Justicia siga en el cargo, y esto va en contra de la imparcialidad”.

La diputada Gabriela Salido Magos, de la fracción parlamentaria del PAN, recriminó “modificar la Constitución estando en vísperas el cambio a la Fiscalía es tan perverso como pretender modificar normas electorales cuando está por iniciar la contienda electoral”.

Reservas del dictamen

En la ronda de reservas, el diputado Jorge Triana consideró que esta reforma es ilegal y regresiva, “va en sentido contrario de la tendencia internacional” y propuso incrementar los requisitos para la designación del Fiscal capitalino, a fin de ajustar el procedimiento a los estándares internacionales, como la Declaración de Burdeos y la Comisión de Venecia, para garantizar su autonomía e independencia.

Asimismo, sugirió adicionar dos incisos a la modificación al artículo 44 de la Constitución local, un inciso G que establece no haber desempeñado un cargo de elección popular o de dirección de un partido político, “no tiene que ser un político, tiene que ser un abogado en todas sus letras”, y un inciso H, que manda no haber pertenecido o militado en un partido político cinco años antes, en pro de la autonomía plena.

Por su parte, el diputado Jorge Gaviño aseguró que las propuestas de incluir la declaración tres de tres y el control de confianza no son avances, porque ya están en la ley, por lo que el único cambio es disminuir el impedimento de uno a tres años en cargos públicos para ocupar el cargo de Fiscal.

En este sentido, propuso suprimir la fracción G que pide no haber desempeñado un cargo público de elección popular o dirección partidista, “para hacerlo más democrático”. En una segunda reserva, en lo que respecta al perfil propuesto para Fiscal, que establece que éste sea honorable e independiente en su actuación, sugirió eliminar estos conceptos, ya que son subjetivos y no se pueden medir.

Ambas propuestas de reserva fueron rechazadas por mayoría en votación económica del pleno, por lo que se desecharon y quedó firme el dictamen.