Diputados turnan a comisiones para su estudio el caso del periodista detenido en el aeropuerto militar de Santa Lucía

  • El reportero Humberto Padgett, de Radio Fórmula e Imagen TV ingresó sin autorización a la base aérea para intentar realizar una investigación periodística, el pasado 1 de agosto. 

La Comisión Permanente del Congreso de la Ciudad de México turnó para su estudio y dictaminación un punto de acuerdo para garantizar la libertad de prensa por el caso del periodista Humberto Padgett, de radio y tv, quien fue detenido en la base militar-aérea Santa Lucía, después de ingresar sin autorización para intentar realizar una investigación.

A nombre del diputado Federico Döring Casar, del Partido Acción Nacional, su compañero, el diputado Pablo Montes de Oca, pidió a la Fiscalía General de la República, a la Secretaría de la Defensa Nacional, y al gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, que investiguen el caso.

Esta petición también se extendió a la Secretaría de Seguridad del Gobierno del Estado y a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México para que indaguen las presuntas ilegalidades que se cometieron en la detención del periodista de Radio Fórmula e Imagen Televisión, el pasado jueves 1 de agosto.

El congresista comentó que el comunicador visitó la base aérea de Santa Lucía con la finalidad de conocer la magnitud y costo de las obras de este aeropuerto, así como indagar si autoridades federales estaban cumpliendo las suspensiones decretadas por diversos órganos jurisdiccionales como consecuencia de la resolución de juicos de amparo promovidos por distintos actores de la sociedad civil.

Al dirigirse al complejo logístico-militar —refirió– miembros del Ejército, algunos de ellos vestidos de civil, les marcaron el alto y los remitieron al Ministerio Público local en Tecámac, donde no se les imputó ningún delito, por lo que fueron liberados.

“Lo acontecido con posterioridad es un botón de muestra del grave peligro que enfrentan los periodistas en México para ejercer su función, debido la flagrante violación de los derechos humanos de la que son objeto continuamente”, aseguró el legislador Montes de Oca.

De acuerdo con la versión del comunicador, un integrante de la policía del Estado de México los confrontó a él y un acompañante, les quitó el teléfono celular y los amenazó con “levantarlos”, para posteriormente llevarlos ante el Ministerio Público Federal, donde se determinó que no había materia delictiva, por lo que quedaron otra vez libres.

El punto de acuerdo fue turnado para su análisis y dictamen a la Comisión de Protección a Periodistas.